En el bolso: las soluciones SOS para toda mujer

Caóticos, llenos de compromisos y muy largos, así son los días de las mujeres, entre acompañar a los niños a la escuela y luego ir al gimnasio, a trabajar, de compras y también encontrar tiempo para un aperitivo con las amigas o una cena elegante; pero todas llevan en su bolso soluciones SOS para enfrentar el día. Ya sea madre, esposa, empresaria, toda mujer puede contar con esta súper aliada.

 

Los bolsos de las mujeres son universos misterios para los hombres, pero de allí sale una infinidad de artículos útiles para todas, desde paquetes de pañuelos, papel o bolígrafos. Aquí tienes algunas ideas para llevar siempre contigo en el bolso las soluciones SOS para las necesidades más disparatadas.

 

Las bailarinas plegables

Este tipo de calzado, que se ha popularidad en los últimos años, combina confort y practicidad y es la solución perfecta para cuando estás cansada de los tacones pero no puedes volver a casa para cambiar de zapatos. Scholl propone las Pocket Ballerina; no solo son suaves y ligeras, estudiadas para plegarse y caber fácilmente en un bolso, sino también perfectas para quienes gustan estar siempre al día en la moda, gracias a los nuevos diseños propuestos cada año y la agradable alternativa para el verano, la Pocket Sandal.

 

Lo necesario para el maquillaje

Todas las mujeres saben lo importante que es llevar consigo lo necesario para "arreglarse" el maquillaje, al menos retocarse los ojos con el lápiz, los labios con la barra, y el rostro con el polvo y el colorete. Tampoco hay que olvidar un pequeño espejo portátil, para evitar recurrir a soluciones poco adecuadas como los escaparates de las tiendas o los espejos de los coches aparcados.


La mini plancha para el cabello.

¡Ah, la tecnología! El cabello rizado es una de las mayores "preocupaciones " de las mujeres cuando salen de casa: entre flequillos, ondas y peinados, las mini planchas portátiles a batería - una innovación reciente en el campo de la belleza - son capaces de salvar innumerables situaciones en que, si no fuera por ellas, nos habríamos sentido incómodas.

 

Fular

Es un secreto que nos han legado las divas de los años cincuenta: un fular no es solamente un fular. Llevarlo consigo en el bolso significa poder cubrir la cabeza si llueve o si hay mucho viento, atar el cabello, utilizándolo como cinta de pelo, envolver el cuello protegiéndolo de golpes de frío y todo ello con un encanto vintage, elegante y de glamour.


Cargador de batería para smartphone.

Admitámoslo, sin el smartphone nos sentiríamos perdidas, no sabríamos cómo contactar con las personas, cómo encontrar un taxi, cómo comunicarnos con la oficina. Sin embargo, los smartphones se descargan mucho más rápidamente que los clásicos teléfonos móviles: por ello, en el bolso no puede faltar un cargador de batería USB para situaciones de emergencia.